EL FUTURO DEL ESTADO DE IRAQ TRAS LA CAÍDA DE MOSUL

Factores políticos, económicos y sociales

Alcance

El 17 de octubre de 2016, las fuerzas militares de Iraq, con apoyo de la coalición internacional, comenzaron las maniobras destinadas a liberar la ciudad iraquí ocupada por Daesh desde junio de 2014: Mosul. A pesar de recuperar la mitad oriental de la ciudad e ir avanzando progresivamente hacia la parte occidental, la crisis política, económica y social regional refuerza la inestabilidad del país.

Este informe ofrece un análisis del futuro de Iraq, una vez finalice la batalla de Mosul. Se analiza la situación actual, y las tendencias e implicaciones que generan los diferentes actores nacionales e internacionales involucrados en el conflicto. El punto de partida es el 17 de octubre de 2016, fecha de comienzo de la operación comandada por Iraq y la coalición internacional.

Conclusiones

ISOF APC en las calles de Mosul, 16 November, 2016.

La batalla de Mosul es un factor impulsor a añadir a la creciente inestabilidad de Iraq.

El gobierno actual no sólo ha continuado con políticas que buscan fortalecer a la población chiíta, sino que además se ve envuelto en una serie de escándalos de corrupción, los cuales han minado progresivamente su legitimidad en el poder y han fortalecido, hasta la batalla de Mosul, al Daesh. Con unas elecciones que serán celebradas una vez termine la batalla, el gobierno de Al-Abadi podría finalizar otorgando su poder a nuevas alternativas chiítas. Mientras, el futuro del país depende en gran medida de las decisiones y el posicionamiento adoptado por su gobierno, tanto en la esfera nacional como internacional.

La cuestión kurda en Iraq, y el posicionamiento adoptado por Al-Abadi, es un factor determinante para el futuro de Iraq. Su posición hasta el momento es similar a la de sus predecesores. Sin embargo, la expansión de los kurdos durante la batalla de Mosul en las inmediaciones de su región autónoma, y la convocatoria de un referéndum a finales de este año, podrían conllevar modificaciones en el país y en el panorama geopolítico internacional. La participación de las fuerzas kurdas en la batalla de Mosul, les ha dado una posición aventajada, y mayor visibilidad internacional.

Por otro lado, las fuerzas iraquíes y la coalición internacional están consiguiendo grandes avances en la mitad occidental de Mosul. No obstante, si bien Daesh terminará siendo derrotado, las maniobras de ambos bandos están sumiendo al país en una crisis política, social y económica, que difícilmente podrá ser controlada por el gobierno una vez finalizada la batalla.

Juicios analíticos

Juicio analítico 1

La batalla de Mosul es el principio de una serie de conflictos que, desarrollándose tras la batalla, harán de Iraq un estado aún más conflictivo a nivel interno. Mientras el conflicto entre población chiíta y sunnita aumenta, y los kurdos iraquíes se enfrentan al gobierno de Iraq y a sus mismas facciones, Estados Unidos, Arabia Saudí, Irán y Turquía mantienen su influencia en el territorio.

Juicio analítico 2 

El gobierno del Primer Ministro Haider Al-Abadi mantiene un posicionamiento similar al de años precedentes. Fomenta políticas que tratan de fortalecer a la población chiíta frente a la sunnita. Además, muestra un claro rechazo al expansionismo y al aumento de las reclamaciones de independencia de la población kurda. Por su parte, el gobierno, en caso de continuar, mantendrá la conflictividad interna

Juicio analítico 3

La Región del Kurdistán iraquí ha ido ampliando su territorio en el transcurso de la batalla de Mosul. Ante la celebración de un futuro referéndum de independencia, se visualiza a corto o medio plazo un conflicto entre los kurdos y el gobierno de Iraq. A su vez, frente a las significativas probabilidades de independencia, la intervención de países como Turquía o Irán podrían aumentar las tensiones.

Juicio analítico 4

La batalla de Mosul ha conducido a una de las mayores crisis humanitarias de esta década. Los desplazamientos de las minorías, y la población sunnita y chiíta al norte de país junto con la destrucción de infraestructuras y las crecientes tensiones en materia energética, propiciarán un mayor aumento de la dependencia económica del país.

Juicio analítico 5

La intervención de Estados Unidos, Arabia Saudí, Irán y Turquía en el conflicto, es un factor que complica aún más la búsqueda de estabilidad en el país una vez finalizada la batalla de Mosul. La histórica competitividad entre Irán y Arabia Saudí, o la presencia de Turquía en Iraq y el aumento de sus tensiones con los kurdos y Estados Unidos (EEUU) son por el momento factores que determinan el futuro y la capacidad de decisión de Iraq.

Contexto y Evolución

La ciudad de Mosul

La ciudad de Mosul está situada en el fértil valle de Mesopotamia y antigua capital de los Asirios. Desde la antigüedad fue un cruce de caminos de las caravanas que viajaban entre Siria y Persia.

23 Jun 2014 – DAESH en Mosul

Es una ciudad de comerciantes muy reconocida por su mármol y sus tejidos de algodón (la famosa muselina). Ahí habitan diversas etnias y confesiones religiosas como árabes sunitas, cristianos caldeos, asirios turcomanos, kurdos, armenios, Yazidis, Shabakis, Mandeans, Circasianos, sufistas y chiíes, con una población estimada en 1.000.000 de habitantes.  Desde julio de 2014 ha sido ocupada por el Estado Islámico que la proclama capital del nuevo califato.

Así, las guerras que ocurren en suelo iraquí hoy para la retomada de Mosul involucran cada vez más a las potencias extranjeras, principalmente Estados Unidos, Turquía, Irán y Arabia Saudí, cada uno de ellos con sus intereses propios en la zona.

Etnias y religiones

La composición social de Iraq se caracteriza por tener una heterogeneidad étnico-religiosa amplia. Su población se estructura principalmente en: árabes (75-80%), kurdos (15-20%) y otros grupos étnicos de menor tamaño (0-5%). El 99% de la población son musulmanes, subdivididos en chiítas (60-65%) y sunnitas (32-37%), y un 1% está representado por los cristianos y otras minorías.

Siendo la mayoría objetivos de los programas de “arabización” del gobierno de Saddam Hussein y de “desbaazificación” desarrollado por el gobierno chiíta, estos grupos siguen a día de hoy formando parte de un estado caracterizado por ser un territorio conflictivo (interna y externamente) con problemas en su constitución política.

Población sunnita: Principalmente asentados en el centro, oeste y norte del país, ha sido una de las más afectadas tras la llegada del gobierno chiíta al poder. Como respuesta, algunos han adoptado una postura más radicalizada y se han unido a la organización terrorista DAESH. Situación que ha desembocado en un rechazo generalizado por parte del resto de iraquíes y que al agravarse con la reconquista de Mosul se teme que haga aumentar la radicalización de una parte de los sunnitas tras el conflicto.

Población chiíta: Situados principalmente al sur del país, actualmente gozan del favor del gobierno dado que pertenecen a su misma vertiente religiosa. El gobierno aprovecha su posición para dotar de poder a los chiítas y usar las fuerzas de seguridad contra los sunnitas. No obstante, por estos motivos y por sus vinculaciones a la corrupción, el actual gobierno de Haider Al-Abadi muestra serias dificultades para controlar su campo partidista frente a alternativas como el Movimiento Sadrista o el líder de la Asamblea Suprema Islámica Ammar Al-Hakim.

Kurdos: Mayoritariamente concentrados en la Región Autónoma del Kurdistán, tratan de conseguir su independencia del gobierno central. Actualmente tienen bajo su jurisdicción las tres provincias de Erbil, Sulaymaniyah y Duhok. No obstante, el Gobierno Regional de Kurdistán (GRK) ha tratado durante la batalla de Mosul ampliar su territorio a ciudades como Sinyar o Kirkuk. Zonas que conforman los denominados “territorios disputados” y que están generando gran rivalidad no sólo entre el GRK y el gobierno de Iraq sino en el propio pueblo kurdo.

Grupos minoritarios: La mayor parte de la población minoritaria se encuentra refugiada en la Región del Kurdistán o en el sur y centro de Iraq. A pesar de que algunas minorías desean abandonar el país, otras se han alineado a través de la coalición nacional Al-Rafidein, con el objetivo de establecer tras el conflicto una región propia dentro de un estado descentralizado.

Batalla de Mosul

Inicio y evolución de la ofensiva.

El 17 de octubre de 2016, el gobierno de Iraq inició la ofensiva terrestre para recuperar el control de  la ciudad de Mosul, en manos del Dáesh desde junio de 2014. Es una operación conjunta de las fuerzas iraquíes apoyadas por EEUU y con la colaboración de milicias chiíes sustentadas por Irán.

Tres meses después del inicio, en enero de 2017, la coalición aliada logró expulsar al Estado Islámico de la zona este de la ciudad.

A finales de febrero, las fuerzas iraquíes se abrieron paso al oeste de la ciudad, apoyadas por bombardeos estadounidenses, logrando hacerse con el control de uno de los puentes sobre el río Tigris.

Posteriormente, la coalición internacional logró avanzar y recuperar posiciones esenciales de la ciudad, limitando el territorio de los yihadistas al casco histórico. El Dáesh ha mostrado una férrea resistencia basada en el uso de francotiradores, coches bomba y explosivos en las calles y actualmente, la contienda ha derivado en una lucha cuerpo a cuerpo y de asedio a áreas con civiles atrapados.

Situación actual.

Los datos que maneja el gobierno de Iraq son que el Estado Islámico está compuesto por aproximadamente 2000 milicianos, controla menos de un tercio de la ciudad de Mosul y su armamento se reduce casi por completo a morteros y explosivos. Su líder, Al Baghdadi huyó de la ciudad y su paradero es una incógnita.

En los últimos días, las fuerzas de seguridad iraquíes han ralentizado su avance en la zona oeste de Mosul para reagruparse y preparar el asalto al casco antiguo. Esta zona es la más densa de la ciudad en términos de población e infraestructura, por ello, las intenciones de la coalición internacional son intentar aislar al grupo yihadista en zonas específicas del casco antiguo para realizar un ataque que evite tanto bajas civiles como aliadas.

Daños colaterales.

La pérdida de vidas civiles ha sido una constante desde el inicio de la ofensiva en Mosul por dos razones principales. En primer lugar, los milicianos del Dáesh no tienen reparos en utilizar a la población civil como escudos humanos o como medio para perpetrar atentados suicidas. Por otro lado, los bombardeos aéreos de las fuerzas estadounidenses no son totalmente selectivos frente a los objetivos.

La situación de la población desplazada también es preocupante. Al menos 200.000 residentes en Mosul escaparon de la ciudad y se encuentran en campamentos controlados por los aliados en la periferia de la ciudad.

En cuanto al centro de la urbe, se calcula que puede haber unos 600.000 civiles atrapados dentro de la zona en poder del Dáesh. Las condiciones son muy precarias ya que hay escasez de alimentos, de agua y no existen servicios esenciales como estaciones potabilizadoras o redes de electricidad.

Actores internacionales

Videobriefing

Para consultar el Videobriefing también puede hacer “click” aquí.

Análisis

“Irak no es un lugar perfecto. Tiene por delante muchos
retos. Pero estamos dejando detrás un Irak soberano, estable y con autoconfianza, con un Gobierno representativo elegido por su pueblo”

Barack Obama

Ex predisdente, EEUU

“La experiencia nos ha enseñado que la estabilización de las zonas liberadas puede ser al menos tan importante como la campaña militar en sí”

Federica Mogherini

Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad , Unión Europea

La superioridad militar de las fuerzas iraquíes y el apoyo de sus aliados se impondrá en las próximas semanas en Mosul y el Dáesh será expulsado de la región. La victoria militar sobre este grupo extremista sunita es muy importante pero no supone su final ni tampoco la paz para Iraq.

El norte del país es habitado por diferentes etnias como los kurdos, cristianos, chiitas, sunítas y otras minorías cuyos conflictos se han exacerbado durante los años de ocupación yihadista. El objetivo, una vez que el Estado Islámico sea expulsado de Iraq, es evitar las luchas sectarias y la fragmentación sunita que ayudó a generar el movimiento extremista y extendió su poder.

La preocupación a corto plazo radica en el riesgo de que las fuerzas paramilitares, tanto chiítas como kurdas que han ayudado a derrotar al Estado Islámico, reclamen su botín de guerra.

Turquía

Actualmente apoya a grupos de combatientes turcomanos y sus afines en la guerra que se desarrolla desde hace cinco años en Siria e Iraq.

El ejército turco debe hacer frente a la amenaza del separatismo kurdo del Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), guerrilla izquierdista fundada en 1978, y para ello invierte millones de dólares en incrementar su capacidad militar.

Turquía siempre ha querido consolidar su dominio sobre el norte de Siria e Iraq (territorios del Kurdistán) donde se encuentran el PKK. Ahora, ante el recrudecimiento de los atentados y ataques a las tropas y con la intención de controlar toda la franja fronteriza su aviación bombardea continuamente las posiciones kurdas en Siria e Iraq. Dejando por ahora el proceso de paz con el PKK en punto muerto.

El presidente del Kurdistán iraquí Masud Barzani, presionado por EEUU e Israel, exige la retirada total de los combatientes del PKK del territorio del Kurdistán iraquí; protectorado de EEUU, Israel y la Unión Europea (UE) que recibe su ayuda económica, logística y militar. Al ser una región, cuya capital en Erbil es una zona rica en petróleo y gas, es un territorio con importancia geoestratégica para el país.

Turquía defiende su presencia en la región por sus evidentes lazos históricos. Ankara afirma que mantendrá su ejército en las cercanías de Mosul para prevenir una tragedia humanitaria. “En Irak operan 63 países como integrantes de la Coalición Internacional que combate el yihadismo y nosotros también hacemos parte de la misma” -aducen las autoridades otomanas. “las regiones cerca de nuestras fronteras no tienen que suponer una amenaza terrorista” (especialmente el PKK) – ha dicho Davutoglu, primer ministro de Turquía.

EEUU

Desde la ocupación estadounidense en 2003, la población sunita y chiíta aumentaron sus tensiones. Esto condujo a una sangrienta guerra civil en el 2006 y el 2007 en la que murieron decenas de miles de personas y millones de personas decidieron desplazarse.

La campaña contra Daesh surge de la determinación de EEUU de defender su control sobre Iraq. Sin embargo, el ataque en Mosul está ocurriendo al mismo tiempo que EEUU intenta asegurar su control en otras regiones del mundo y frente a rivales significativos: en Asia, las discusiones sobre una acción militar contra Corea del Norte han aumentado en las últimas semanas; las tensiones con China están comenzando a desbordarse, no sólo en la península coreana, sino también en el mar de China Meridional; el régimen ruso está cada vez más inquieto por la pesada atmósfera de histeria anti rusa en Washington y por el despliegue militar de EEUU y la OTAN en sus fronteras.

Irán

País de mayoría chiíta, que mantiene una pugna por la hegemonía regional con Arabia Saudí con el objetivo de aumentar su propia influencia política e imponer sus intereses sociales y religiosos en Oriente Medio. Es uno de los principales valedores del actual gobierno iraquí y de mantener la integridad territorial iraquí. Sus objetivos en Iraq, después de la caída de Mosul, serían dos: establecer la hegemonía del chiismo en toda la zona y contener la influencia en las aspiraciones territoriales y políticas tanto del Kurdistán iraquí como de la minoría sunita.

Arabia Saudí

Como líder suní en la zona, tiene el propósito de controlar las intenciones de Irán de imponer su influencia política en la zona del Oriente Medio así como continuar apoyando a los grupos minoritarios sunitas dentro de Iraq.

La ciudad de Mosul tiene una importancia manifiesta tanto para las fuerzas iraquíes como para el Dáesh. Situada en el norte de Iraq, en la provincia de Nínive, es la segunda ciudad más poblada del país tras Bagdad y en la que vivían más de dos millones de personas antes de la contienda. Se trata del último bastión del Estado Islámico en el país y es la ciudad donde el actual líder del grupo, Abu Bakr Al Baghdadi, autoproclamó el califato en 2014.

 

Con las restricciones de la OPEP y los problemas de productividad de las petrolíferas iraquíes, los planes del gobierno en torno a la gestión del petróleo giran en torno al apoyo iraní y una estrategia de incremento de la productividad de la extracción para la posterior venta al extranjero, bien por los conductos iranís o bien por los propios de Iraq.

 

Los diferentes grupos étnicos-religiosos actualmente están en una situación de búsqueda de identidad territorial y representatividad política. Durante los meses siguientes el país se enfrentará a un posible referéndum y a más protestas sunitas y chiitas por la gestión del gobierno actual. La actuación del gobierno iraquí será clave para la estabilidad del país.

 

Ante la situación de reconquista de Mosul y de debilitamiento del Estado Islámico, el planteamiento de reconstrucción de zonas destruidas del país cada vez está ocupando más importancia en la agenda política. Por otro lado, tanto grupos minoritarios como de la oposición plantean replantear zonas clave para la vuelta de refugiados iraquís. Durante los meses siguientes la gestión de campañas de recaudación y planteamientos de gestión del problema implicarán un posible comienzo en la reconstrucción del país y podría suponer que actores no estatales terminen supliendo el papel del estado si este no es capaz de dar respuesta.

 

Escenarios

Baja volatilidad (Alta probabilidad/Bajo impacto)

Si el comportamiento de los distintos actores internos y externos continúa sin grandes escaladas de conflicto, podemos ver en los próximos meses un aumento de las tensiones entre el Gobierno Regional Kurdo y el Gobierno Federal Iraquí. Se extienden pequeños enfrentamientos armados que no llegan a alcanzar el grado de enfrentamiento generalizado y de guerra civil. El referéndum previsto por los kurdos se celebra e Iraq y sus aliados no reconocen el resultado, mientras que otras potencias extranjeras sí lo hacen. La Región Autónoma del Kurdistán seguiría funcionando de facto de manera independiente y negociando sus propias ventas de gas y petróleo a través de Turquía, y la situación se enquista. Este escenario no sería tan volátil, no tendría implicaciones globales tan graves y sería un paso más en el enfrentamiento regional.

Acuerdos entre las partes (Baja probabilidad/Bajo impacto)

Se establece un acuerdo en el seno de la República Federal Iraquí que satisface a los distintos grupos étnicos y religiosos en materia de distribución de ingresos del petróleo y reparto territorial. La presión y la mediación que pudiera ejercer eventualmente Estados Unidos, así como rebajar los enfrentamientos por parte de Irán, Turquía y Arabia Saudí, podría dar como resultado un estado iraquí que fuera funcional. Esto tendría efectos positivos en la lucha contra Daesh y también en la estabilización de la situación en Siria. Este escenario podría implicar la estabilización al menos parcial de la región y una reducción de la amenaza terrorista en todo el planeta.

Guerra civil (Baja probabilidad/Alto impacto)

La batalla de Mosul deriva en una guerra civil en Iraq que termine con una balcanización completa de la región. Irán tomaría partido por el gobierno iraquí y la mayoría chiíta, mientras que Arabia Saudí por los árabes sunnitas. Turquía podría llegar a algún tipo de acuerdo con el PKD. Esta situación ya de por sí complicada podría ofrecer una oportunidad para la reorganización y reformulación de ISIL como un actor violento insurgente no estatal, al reforzamiento de sus posiciones en Siria o incluso a su reaparición en algún otro lugar del globo controlando territorio. Este escenario podría tener implicaciones graves en el medio plazo ya que sería un foco de tensiones políticas, económicas y militares con impacto en todo el globo.
Fuentes
Autor Fecha Título Enlace NDC
Abdullah,D 2017 Kurdish Rivals Clash in Sinjar, Iraq. Asharq Al-Awsat Ver fuente C3
ACNUR 2016 ACNUR pide protección para civiles ante la ofensiva de las fuerzas iraquíes para recuperar Mosul del Estado Islámico en Irak Ver fuente C3
Al Jazeera 2017 The battle of western Mosul: Stakes and prospects Ver fuente C3
Al Jazeera 2017 Rival Kurdish groups clash in Iraq’s Sinjar region Ver fuente C3
Al Monitor 2017 Iraq’s Sunnis eye post-IS future under regional cover Ver fuente C3
Alamillos,A 2016 Tras la reconquista de Mosul «empezaremos la reconstrucción para evitar un éxodo masivo Ver fuente C3
Ali Gaber,I 2016 Una visión realista sobre la inmigración externa de los iraquíes Ver fuente C3
Alsawad,A 2017 Shiite trio competes for power in Iraq Ver fuente C3
Anagnostos,E 2017 The campaign for Mosul Ver fuente C3
Antonio Zorrilla, J 2014 Los Kurdos Ver fuente C2
Audino,E 2017 Kurdistan After Mosul – A Time for U.S. Selfishness. Ver fuente C3
Baker,P., & Schmitt,E 2017 Generals Bound by Iraq Will Guide Trump on Security Ver fuente C3
BBC 2016 Peshmerga: el grupo kurdo entrenado por la CIA que enfrenta a Estado Islámico Ver fuente C3
Berenguer,F 2016 La inminente derrota del Estado Islámico en Iraq. Panorama Geopolítico de los Conflictos 2016 Ver fuente C2
Biosca, J 2016 Golpe En Turquía: “regalo de Dios” y órdago de Erdogan en política exterior Ver fuente C2
Breibart 2017 Iraq: Christians, Yazidis Seeking Semi-Autonomous Region Ver fuente C3
BTI 2016 Iraq Country Report. Bertelsmann Stiftung´s Transformation Ver fuente C3
Ceasefire project 2016 No way home: Iraq´s minorities on the verge of dissapearance Ver fuente C3
Chiaramonte,P 2017 As ISIS loses ground in parts of Iraq, religious minorities join forces. Fox News Ver fuente C3
CIA 2017 The World Factbook of CIA Ver fuente C2
Comité internacional de la cruz roja 2017 Personas desplazadas y refugiados en Irak Ver fuente C3
El Mundo 2016 Irak: una guerra dentro de otra guerra Ver fuente C3
El periodico 2017 Los partidos del Kurdistán iraquí acuerdan celebrar este año un referéndum de independencia Ver fuente C3
Engel,R 2016 Fall of Mosul would mean end of ISIS «caliphate» Ver fuente C3
Espinosa, A 2017 El reto de la convivencia tras la reconquista de Mosul Ver fuente C3
EU Parliament 2016 The Yazidies. An ongoing genocide Ver fuente C2
Euronews 2017 Miles de seguidores del clérigo chií Muqtada al Sadr salen a las calles de Bagdad para exigir reformas políticas Ver fuente C3
Fuente Cobo,I 2014 Iraq en el 2014: Vuelta al pasado Ver fuente C2
Fuente Cobo,I 2014 La inacabable guerra de Iraq Ver fuente C2
Fund For Peace 2016 Ranking 2016 Ver fuente C3
Gonzalez Martín,A 2017 Un General Iconoclasta, Herbert Raymond McMaster, nuevo Consejero de Seguridad Nacional Ver fuente C2
Gurbuz, M 2017 Iraqi Kurdistan’s Bid for Independence: Challenges and Prospects Ver fuente C3
Huffingtonpost 2017 Will Iraq Rejoin The Arab System Ver fuente C3
Instituto Universitario de Investigación sobre Seguridad Interior 2017 Irak en un escenario post-Daesh Ver fuente C3
Istituto Affari Internazionali 2016 Moats, Walls, and the Future of Iraqui National Identity Ver fuente C3
Khumaryan,G 2016 The battle for Mosul may bring independence to Iraqi Kurdistan Ver fuente C3
Liga,A 2016 Israel and Iraqi Kurd in a Transforming Middle East Ver fuente C3
Mansour,R 2016 Mosul After the Islamic State: The Kurdistan Region’s Strategy Ver fuente C3
Mitchell,P; Seloom,M; Gursel,E; Hulse,T 2016 Mosul: The day after. Understanding the strategic and humanitarian consequences of defeating IS in Iraq Ver fuente C3
Nader,A; Hanauer,L; Allen,B; Scotten, A 2016 Regional Implications of an Independent Kurdistan Ver fuente C3
Niqash 2017 Gaming The Voters? In Baghdad, Formerly Religious Politicians Hedge Bets, Start Secular Parties Ver fuente C3
Norwegian church aid 2016 The protection needs of minorities from Syria and Iraq Ver fuente C3
Nuñez Villaverde,J.A 2017 Irak se descose más allá de Mosul C3
Oficina de información diplomática 2016 Ficha de Iraq Ver fuente C2
Oficina Económica y Comercial de España en Ankara 2016 Iraq Ver fuente C2
Orsam 2016 The Scenarios Awaiting Post-ISIS Mosul Ver fuente C3
Parlamento Europeo 2016 The Yazidis: An ongoing genocide Ver fuente C2
Poza Cano,D 2017 El derrumbe del ‘statu quo’ en Oriente Medio: las estrategias de seguridad de Irán y Arabia Saudí Ver fuente C2
Relief institute 2017 Humanitarian needs overview Ver fuente C3
Relief institute 2017 Iraq: Mosul Humanitarian Response Ver fuente C3
Relief institute 2017 Iraq situation Ver fuente C3
Rengel,C 2017 Las claves de la batalla contra el Estado Islámico en Mosul, su último bastión en Irak Ver fuente C3
Ruiz Isac,M 2016 La evolución territorial de Estado Islámico tras su derrota en el Creciente Fértil Ver fuente C3
Ruiz,F.J 2012 El Irak que quedó atrás Ver fuente C2
Santos Villarea, G.M 2009 Estados fallidos: definiciones conceptuales Ver fuente C2
Sattar,O 2017 Families of IS members evicted from liberated areas in Iraq Ver fuente C3
Sattar,O 2017 Why Iraq´s shiites are wary of Sadr´s “Initial Solutions” Ver fuente C3
Tejel,J 2014 El incierto futuro del Kurdistán irakí Ver fuente C3
Trías Sáncha, CJ 2016 Arabia Saudita contra Irán: sunnitas contra chiitas Ver fuente C2
Un Habitat 2011 Decentralization in Iraq. Challenges and Solutions for the federal and local governments Ver fuente C3
Zorrilla, J.A 2014 Los kurdos Ver fuente C2