TURQUÍA, PULSIÓN NEOTOMANA

ERDOGAN, DE ALCALDE A SULTÁN

Presentación

Scope Note

 

Los cambios en la República de Turquía guiada por Recep Tayyip Erdogan son sustanciales:

De alcalde de la ciudad de Estambul, a Presidente de la República turca, y con intenciones de serlo con plenos poderes. Del “kemalismo laico jacobita”, a la islamización. De la política de las “seis flechas”, a la “profundidad estratégica”. De puente de paso libre entre civilizaciones, a barreras con peajes. Del “soft power and Zero problem”como mediador por la paz y estabilidad en oriente, al derribo de un SU-24 ruso, con plena 10703711_800204860021303_7446137605744014861_n-1implicación en la guerra siria. La eterna candidata a miembro de la unión Europea, quiso caminar por su lado adquiriendo un rol más activo, cuando las condiciones geopolíticas le eran favorables.

Ahora acuerda recibir 6.000 millones de euros del eurogrupo, por contener a los refugiados, y reubicarlos “uno por uno”, como vía para restablecer el diálogo de una futura adhesión. Está sentada en la mesa de Ginebra donde se negocia la resolución de la guerra siria, alineada con aquellos de los que quiso “independizarse”.

Conscientes de la privilegiada situación geoestratégica de su país, el líder turco con aspiraciones a Presidente-Sultán, Recep Tayyip Erdogan, asesorado por su Primer Ministro Ahmet Davutoglu, reclamaron un rol más activo en el mapa geopolítico mundial. La República de Turquía no quiso volver a ser un Estado “porta-aviones”, dependiente de los Estados hegemónicos tradicionales, ni volver a sentirse moneda de cambio como cuando Kennedy desmontó el programa Jupiter, en la crisis de “los misiles cubanos”.

El gobierno turco del A.K.Partisi, guiado por el tándem Erdogan-Davutoglu pretendieron situar a Turquía como actor principal mundial, pero los cambios no previstos en la geopolítica mundial rompieron su “profundidad estratégica”.

Bottom Line

Sintetizando el resultado del análisis. El tándem compuesto por Erdogan-Davutoğlu, obtuvieron su buena parcela de éxito cuando las circunstancias geopolíticas mundiales, se amoldaban a la aplicación de los principios del ideario denominado peyorativamente -desde sectores del exterior- como “neotomanismo”, basado en una política exterior pro-activa expansiva, para adquirir un rol de más relevancia internacionaErdoğan_and_Obamal y asentarse en el poder interno.

Las lagunas de la “Profundidad estratégica”, se hicieron evidentes con emergencias como la “revolución democrática árabe” y la duración de la guerra en Siria, que cambiaron nuevamente la geopolítica mundial y anularon las posibilidades de la expansión turca en sus relaciones con Irán y la Federación rusa, y han impactado negativamente en las pretensiones “Erdoganianas” de establecer un modelo de Estado Presidencial, con él al mando.

La multitud de factores implicados en la guerra siria vecina, les ha hecho volver a alinearse con aquellos países de los que quiso independizarse, Estados Unidos, Arabia Saudí y la Unión Europea.

La deriva hacía políticas “autoritarias”, polarizó su electorado que le dio un serio aviso en junio de 2015, donde perdió buena parte de los apoyos, aunque los recuperará nuevamente en noviembre.2013_Taksim_Gezi_Park_protests_(15th_June)

Movimientos ciudadanos contestatarios, similares a “Occupy Gezi”, pueden renovarse. La sociedad “conectada”, tiene menos margen de tolerancia a los líderes con largos periodos en el poder, aunque se realicen actos de resistencia al cambio como la actual Ley de Control de la Red, vigente en Turquía. Los actos de recortes de libertades o una involución democrática, no ayuda a adherirse al grupo del euro.

La causa “kurda”, sigue latente, con ramificaciones kurdo-turcas/kurdo-sirias, en el lado sirio de su frontera, pendiente de resolución en los acuerdos resultantes de la mesa de Ginebra, donde Erdogan tendrá que asumir el criterio de actores más relevantes que él. Vladimir Putin no se caracteriza por ser un presidente permisivo con los ataques del exterior, como el derribo del SU-24, por parte de efectivos turcos, y está sentado en la mesa suiza.

european-union-and-turkey-8712836155854cxbEstá pendiente de conocer si la República de Turquía tiene capacidad para absorber a nuevos refugiados, que se añadan a los desplazados ya existentes, que en un escenario de prospectiva surjan de Libia con deseo de alcanzar la costas italianas, y la Unión Europea apele al tratado “uno por uno”.

La adhesión definitiva a la zona euro como miembro de pleno derecho, también posee un escenario de baja probabilidad, de mantenerse las condiciones geopolíticas actuales, y los más actores relevantes de la eurozona manifiesten resistencia a perder peso especifico decisional representativo en el euro parlamento.

 

Key Judgements

Key Judgment 1

La deriva a políticas autoritarias en el  intento de dirigir a la República de Turquía hacía un modelo de Estado “Presidencial”, del Presidente, Recep Tayyip Erdogan, le restará apoyos de la ciudadanía. El apoyo del electorado votante del A.K. Partisi se sustenta en buena medida en su figura, una pérdida de su popularidad se verá reflejado en un debilitamiento electoral de su partido político, el A.K. Partí (Partido de la Justicia y el Desarrollo), actualmente en el gobierno.

Key Judgment 2 

Una pronta adhesión de la República de Turquía al conjunto de países de la Unión europea, posee baja probabilidad de producirse, en las condiciones políticas actuales. La resistencia de países opositores a esta adhesión con alta representación e influencia en el actual parlamento europeo, no se manifiestan conformes a perder poder de influencia parlamentario, como es el caso de Alemania y Francia.

Key Judgment 3 

Existen aún Estados” fallidos”, como Libia en proceso de estabilización, la suma de desplazados originarios de estos Estados, yendo camino de las costas italianas y las griegas, desbordará la capacidad turca de gestión y contención, Tener en cuenta que el principal “objetivo” de las nuevas formas de terrorismo sigue siendo “desestabilizar occidente”, la protección de Europa no debe limitarse a la prevención de actos de terror, sino extenderse a la protección de sus costas.

Key Judgment 4

Del acuerdo resultante de la estabilización del conflicto sirio depende el equilibrio entre las tendencias “sunitas y chiítas”. Un desequilibrio puede originar nuevas formas de radicalización futuras. La resolución favorable a las pretensiones  “kurdo-sirias”, en la vecina Siria, tendrá impacto directo en la República de Turquía, su versión “kurdo-turca”, tenderá a reclamar que se igualen las concesiones.

Background

Mustafá Kemal,Atatürk.Una República de seis flechas.

MUSTAFA KEMAL, ATATÜRK, EL PADRE DE TODOS LOS TURCOS. TURQUÍA UNA REPÚBLICA “KEMALISTA” DE “SEIS FLECHAS”.

Mustafa Kemal “Atatürk” (padre de los turcos), funda en 1923, la República de Turquía

Partiendo de las cenizas a las que quedo reducido el Imperio Otomano, con la adopción del Armi55. ataturk-3sticio de Mudros y el Tratado de Sevres, mediante los cuales el citado Imperio quedaba intervenido por las potencias mundiales después de la primera guerra mundial.

Mustafa Kemal estableció las bases de una revolución no solo militar, sino también política. El aún recordado “Atatürk”, instaura una República, con reconocimiento mundial por el tratado de Lausana. La línea de la política “kemalista” se denominó de las “seis flechas”, siendo las tres puntas de flecha más relevantes: la modernización, la occidentalización y una Turquía laica. El modelo turco “kemalista” resiste hasta comenzado el siglo XXI.

Durante el periodo en la historia turca denominado “kemalista”, los gobiernos civiles se alternan con los militares, los cuales se erigen garantes de la estabilidad. Aunque en apariencia parece una época convulsa, dichos gobiernos consiguen que Turquía se adhiera en 1.952 a O.T.A.N., aportando el segundo ejercito en importancia numérica después del estadounidense. Sitúan a Turquía como claro socio económico no adherido de la C.E.E., y más tarde incluir a Turquía como candidata oficial a la Unión Europea (U.E.) Consolidan un Estado “laico jacobita” desvinculando Turquía del modelo de los países del Islam. Modernizan su economía adoptando el modelo europeo, e integran a una sociedad multicultural en un sistema de partidos políticos que les representan casi en su totalidad, con claras excepciones como los denominados “kurdos”. Turquía es visto como un país “amable” y muy necesario para el sostenimiento del modelo occidental durante el periodo de la “Guerra Fría”. Mihail Gorbachov y sus “Perestroika y las glásnost”, acaban con la importancia que Turquía ostentaba para el denominado mundo libre, si bien, aunque los turcos acusan el golpe de su abandono por parte de la primera administración estadounidense, se rehacen medianamente gracias a su privilegiada situación geográfica, a sabiendas que son un Estado “puente” y, que sus aspiraciones principales son mantenerse como buen aliado de Estados Unidos y ser miembro de pleno derecho del club europeo.

Ya a finales del siglo XX, el modelo “kemalista”, comienza a dar síntomas evidentes de agotamiento, su parte de base “aislacionista”, no soporta la embestida de un mundo global en el que fechas como el 11-S, han cambiado su configuración. Con la llegada del nuevo milenio los síntomas de agotamiento pasan a ser claras evidencias de que ha llegado su final.

El A.K. Partisi en el poder, una década de Profundidad Estratégica.

LLEGADA AL PODER DEL A.K. PARTISI, DE LAS “SEIS FLECHAS” DE KEMAL, A LA “PROFUNDIDAD ESTRATEGICA” DE ERDOGAN-DAVUTOGLU.

Ahmet Davutoğlu idea la línea de política denominada “Profundidad estratégica”.

Ahmet Davutoglu, primero ideólogo, luego asesor, más tarde Ministro de Asuntos Exteriores, y en la actualidad Primer Ministro de la República turca, establece unas pautas de una política exterior turca pro-activa.

Consciente del agotamiento del modelo “kemalista” y para dar un nuevo rumbo a la situación de Turquía en el plano regional, continental y mundial, Ahmet Davutoğlu se convierte en el asesor político principal de Recep Tayyip Erdoğan, cuando este es nombrado Primer Ministro del ejecutivo turco en marzo de 2003.

El antiguimages-2o alcalde de Estambul y actual Presidente de la República turca, Recep Tayyip Erdoğan, llega a la escena política desde un ostracismo relativo, al que se vio sometido por haber sido condenado a una pena de prisión, y a otra de inhabilitación permanente para la vida pública, dicha pena le fue impuesta por un Tribunal Militar de Justicia. Su delito: leer versos de un poeta nacional en publico que enaltecen el Islam.

El tandem Recep Tayyip Erdoğan y Ahmet Davutoğlu, dan un giro sustancial al país de la media luna, reconfigurando el modelo de gobierno y su política interior-exterior, durante su primera década de gobierno.

El tradicional modelo de gobierno laico es abandonado, adoptando uno Islamista moderado. Aunque la Constitución de 1980, sigue declarando a Turquía laica, los valores del Islam están presentes en la sociedad, la cual es mayoritariamente musulmana.

Purgan la cúpula militar a raíz de la conspiración de golpe de Estado, que daría lugar al caso “Ergenekon”.

Se reprimen contundentemente los movimientos civiles como el de “occupy Gezi”.

Intervienen el diario “Zaman” creado por el movimiento islámico panturquista y las neo-cofradias seguidoras del ideario de Fetullah Gulen y sus “Fetullahçi”.

Habían denegado en un principio el uso de sus bases militares de O.T.A.N. en la guerra contra Irak que emprende la segunda administración Busch, no mostrando la colaboración que tradicionalmente había dado Turquía a las administraciones estadounidenses anteriores.

El “objetivo” Unión Europea, pasa a ser un objetivo más, y deja de ser el principal.

Ponen en práctica políticas para emancipar a Turquía de los actores hegemónicos tradicionales, volviéndose hacía otros como Siria, estableciendo relaciones con el régimen de Al Assad. A Irán, a quién avalan ante la comunidad internacional en su programa nuclear con un intercambio de uranio, incluyendo en el acuerdo a Brasil. Con Rusia, estableciendo unas relaciones estratégicas en materia energética. El gobierno turco adquiere misiles balísticos proporcionados por la Federación rusa y la República Popular China, enviando un mensaje con ello a Estados Unidos. Abren un periodo de relaciones con Israel, si bien no dudan en cerrarlo por causa del envío de la “Flotilla Mavi Marmara” a la franja de Gaza, la cual “interviene” el gobierno israelí sin dejarla llegar a su destino, Erdogan da eco mundial al hecho de la ruptura de relaciones. Turquía es incluida en varios Consejos internacionales.

Estos no son más que una muy breve lista de alianzas y las medidas de cambio que el A.K. Partisí, de Erdogan-Davutoglu abre para llevar a cabo su puesta en marcha del “Soft power and zero problem”: La línea de política de la Profundidad estratégica.

Su objetivo: insertar en la geopolítica mundial a la república turca como actor a tener en cuenta, con un rol activo y de más importancia al que tenía en la era “kemalista”.

Primavera árabe, guerra en Siria. Vuelta a los aliados tradicionales.

LA PRIMAVERA ÁRABE Y GUERRA EN SIRIA, ESCOLLO INSALVABLE PARA LA EXPANSIÓN DEL MODELO TURCO.

El conflicto en el país vecino sirio, se ha extendido en el tiempo, en la forma y en las implicaciones, más allá de los márgenes previstos.

Si fechas como la del 11 de septiembre, establecieron las condiciones geopolíticas globales necesarias para la llegada al poder del A.K. Partisi y la aplicación de sus 10345426_xlpolíticas emancipadoras y expansionistas, la implicación directa de los actores mundiales en la controvertida “guerra” siria, como son Estados Unidos, Arabia Saudí, la Unión Europea, y la Federación rusa, e Irán entre otros, ha supuesto que el líder turco Erdogan, se haya visto obligado a reconfigurar nuevamente sus objetivos, sus alianzas y su estrategia.

La línea de política estratégica expansionista del ejecutivo turco, había salvado medianamente el problema que le supuso para sus aspiraciones la llamada “primavera árabe”. No ha sido así con la guerra vecina, que ha puesto en evidencia las lagunas que su política exterior pro-activa tenía en su ideario de previsión.

Durante la convulsa situación en Siria, el Presidente turco Erdogan y su primer Ministro Davutoglu, se han visto condicionados u obligados, a tomar partido en contra de su antiguo aliado el partido Baaz de Al Assad, lo que llevo implícito un abandono de su alianza con Irán, un distanciamiento inicial de la Federación Rusa, que acabo en fractura por el derribo del caza ruso SU-24 en su frontera.

De declaraciones como: “…yo soy el Putin turco”, hechas por el Presidente Erdogan, se paso a un cruce de acusaciones y amMapa-petróleo-2enazas de consecuencias graves, con el líder ruso al más puro estilo “Ailad Stevens”, adecuando la muestra de imágenes fotográficas a la era digital, como prueba del comercio de productos petrolíferos entre ISIS y el gobierno turco.

Al Assad pacta incluir en una futura y nueva constitución siria, con facciones kurdas como las YPG, ganando estos crédito y reconocimiento por su contención del Estado Islámico en sus zonas, y su lucha en la batalla de Alepo.

A su vez los kurdos intentan organizarse creando el Consejo Superior Kurdo, y el intento de conciliación y la posible desaparición de las desavenencias entre las distintas y múltiples facciones kurdas, supone una amenaza para el ejecutivo turco.

En politica interior, el presidente Erdogan sufre una derrota electoral en junio de 2015, que le lleva a repetir las elecciones apenas cinco meses después en noviembre del mismo año, donde recupera la mayoría del apoyo popular, pero no la pretendida.

Su intento de instaurar un modelo de Estado presidencial debe ser aplazado, primero, debido a la derrota de junio, y después por quedarse a poco más de una docena de escaños en las elecciones de noviembre 2015.

El A.K.P. de Erdogan, acaba alineándose con Estados Unidos, Arabia Saudí y el bando occidental, en la mesa de las negociaciones de Ginebra, para la resolución pactada del conflicto en Siria, frente a él, sus antiguos aliados Rusia e Irán.

Pacta un acuerdo con la Unión Europea para que se gestione en suelo turco, la reubicación o devolución de los desplazados llegados a Europa, debiendo hacerlo “uno por uno”. La U.E. acuerda pagar 6.000 millones de euros en dos tramos.

El presidente Erdogan, vuelve a alinear a Turquía con los actores hegemónicos tradicionales en su país, Estados Unidos y la Unión Europea.

Videobriefing

Análisis

La agresiva política exterior del gobierno turco del A.K.P., impropiamente tildada de “neotomanista” por sus adversarios, ha sido una consecuencia inevitable […] que Ankara ha llevado con fortuna variable…

Frances Veiga

Profesor Experto Asuntos Turcos, Universidad Autónoma de Barcelona

ingiliz-economist-dergsi-turkler-erdogana-oy-vermesin-h1446195123-7ea2b1Ya cuando la vida política de Recep Tayyip Erdogan, se circunscribía a sustentar la alcaldía de la ciudad de Estambul, era una figura pública digna de estudio y análisis. Medidas como dividir en dos la ciudad turística por excelencia de la República turca, de la que era alcalde, aunque no fue llevada a término, eran un claro impulsor de que su objetivo político no se limitaría a una alcaldía. La lectura en público de unos versos del poeta nacional Ziyat Gokalp que enaltecían el islám, le costaron meses de prisión e inhabilitación, pero le sirvieron para ganarse el afecto y la consideración del pueblo turco mayoritariamente musulmán. Proyectado por Gulen del que acabaría separándose, impulsado más tarde por Ozül, y asesorado por Davutoglu, llevaron a un alcalde inhabilitado hasta la presidencia de la República de Turquía.

esri-turquia16

La historia del no-reconocimiento de los kurdos, el territorio más amplio sin patria reconocida, se remonta a comienzos del siglo XX. Las represiones al pueblo kurdo han sido de toda índole y de innumerables maneras. Aunque puede parecer que la situación se ha calmado, el gobierno de Ankara no pierde oportunidad de arremeter contra cualquier facción kurda, sin importarle que la estrategia de la tensión empañe su imagen internacional.

En reciente acuerdo firmado entre la Unión Europea y la República de Turquía, llamado “uno por uno”, confluyen más circunstancias y países que no se limitan a Siria. El Estado libio se encuentra aún desestabilizado, con una cercanía de las costas italiana, adheridas a Frontex.

Desplazados de diversos conflictos pasados, nuevos y futuros, de Oriente Medio, los Balcanes y Africa, pueden re-orientar sus rutas de acceso llegando hasta la República de Turquía.

 

Escenarios y Perspectiva

Análisis de Escenarios

Escenarios resultantes con porcentajes expresados en alta/baja probabilidad, de la aplicación de la técnica analítica estructurada para el análisis de inteligencia, en su modalidad de Escenarios múltiples e indicadores.

Escenario ALTA PROBABILIDAD

Con alta probabilidad, la República de Turquía al haber obviado incluir en sus políticas expansivas factores emergentes, como la “primavera árabe”, o la duración del conflicto en Siria, donde confluyen intereses enfrentados de otros países con más influencia y poder en la geopolítica imperante. Al haberse balanceado entre occidente, oriente y este, sin un criterio fijo de posicionarse sólidamente para asentar las bases de su desarrollo futuro, ahora será visto como un antecedente de aliado de poca fiabilidad. La alternancia de cambio de criterio en las alianzas, las cuales ha transformado en enfrentamiento como ha sido el caso del de la Federación Rusa, obligan al ejecutivo turco a formar parte de sus aliados tradicionales, retrotrayendo su política exterior de exportación de modelo, para mantenerse con un rol de actor regional.

Escenario BAJA PROBABILIDAD

Con baja probabilidad, la República de Turquía cumplirá con las exigencias del protocolo para ser miembro de pleno derecho e insertarse en la Unión Europea. En la zona euro habrá baja probabilidad de acuerdo, aún con voluntad del Gobierno turco de iniciar el camino de cumplirlas, de continuar las circunstancias geopolíticas que concursan en el grupo europeo. Una deriva autoritaria para establecer un cambio de modelo de Estado, para convertirlo en Presidencial, no indica un escenario que facilite el acuerdo de adhesión. Un escenario a largo plazo donde el A.K.P. se mantenga en solitario en el poder, tiene una baja prospección de futuro sin que confluya la “gerontocracia”, una involución democrática que separe a la sociedad del Estado, y los partidos opositores adquieran más parcela de poder, como ya sucedió en junio de 2015. Tomado como un factor de prospectiva que emergió como consecuencia de la madurez de los principios “kemalistas”, el A.K.Partisi del Presidente Erdogan, tiene una baja probabilidad de mantenerse estable sin tener que pasar por una inestabilidad y retiro de parte de los apoyos electorales que actualmente posee.

Prospectiva

Prospectiva

Titular 1

Resultados electorales como el del pasado día junio de 2015, dan muestra de que el fenómeno emergente del A.K.Partisi, del Presidente turco Recep Tayyip Erdogan, surgido del agotamiento de los principios que sostenían las de Mustafa Kemal, está entrado en su fase de madurez avanzada.

Las condiciones geopolíticas basculares que imperan en la actualidad, no se amoldan a la línea política que tuvo un efecto positivo solo durante la primera década de gobierno.

Un mundo más dinámico y conectado, acentúan la aceleración de los efectos que produce la gerontocracia, cambiando a la baja el margen de tolerancia aceptado y asumido, por sociedades con dirigentes con largos periodos de tiempo de mandato.

Las derivadas autoritarias producen polarización en las poblaciones, principalmente en las urbanas, que cuentan con un acceso rápido a fuentes de información donde obtienen comparativa, con las libertades de las que otros Estados poseen.

Los periodos de tiempo entre emergencia o nacimiento, madurez y fin, son ahora más estrechos, y poseen menos grado de impacto de las “resistencias” al cambio.

El gobierno del A.K. Partisi de la República de Turquía, afrontará en un horizonte cercano un periodo de inestabilidad.

Titular 2 

En el escenario de prospectiva de la República de Turquía, en materia de acuerdo de contención del flujo de refugiados, con la Unión Europea, hay que tomar en cuenta factores de estudio como : el “análisis de los riesgos asociados”, como argumenta José María Blanco (52/ 2011, Dto. opinión IEEE.es).

De igual forma que el Estado Islámico/Daesh (E.I.), ha sido un pseudo sucesor de Al Qaeda, adaptando su forma de expansión a ser más efectivos en la transmisión de su mensaje, seleccionando la “audiencia objetivo”, Occidente sigue siendo el objetivo principal a desestabilizar. La desestabilización de la zona euro con acuerdo “Frontex”, no debiera limitarse simplemente a la prevención de comisión de actos de terror. Hay que tomar en cuenta factores futuros que impliquen desplazamientos de refugiados, procedentes de países aún en fase de estabilización, que se sumaran a los ya existentes.

Un aumento de presión de los grupos radicales existentes y futuros, para desestabilizar Turquía, se proyectará necesariamente a la Unión Europea.

Un golpe de traición. Vladimir Putin acusa a Erdogan.

Los gobiernos militares,el caso Ergenekon. El fin de una era.