Relación Cuba - Estados Unidos

Posible evolución e impacto en la región. Intereses de España.

Scope Note

 

El 17 de Diciembre de 2014, los respectivos presidentes de Cuba y Estados Unidos anunciaron su intención de normalizar las relaciones bilaterales entre países.
Las consecuencias de este acercamiento tendrán efecto en toda la región así como posibles implicaciones económicas para España. Este informe ofrece un análisis completo de la situación mediante el uso de técnicas analíticas complementadas con recursos audiovisuales.
Se ha teniendo presente que los consumidores del documento son la Presidencia de reducidaGobierno de España, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y el Ministerio de Economía y Competitividad.

 

La obtención de información necesaria para la realización del análisis comprende hasta el 11 de Abril de 2015, coincidiendo con la celebración de la VII Cumbre de las Américas, en Panamá, donde por primera vez, tras más de 50 años de bloqueo, se reunieron los presidentes de EEUU y Cuba.

Bottom Line

Hemos encontrado evidencias suficientes y significativas que nos hacen considerar como altamente probable que las relaciones entre EEUU y Cuba se normalicen en todos los ámbitos en el corto-medio plazo.

 

España, actual tercer socio comercial con la isla, está en una posición privilegiada ya que es uno de los pocos países con los que Cuba ha firmado tratado de doble imposición y está ya instalado en la isla con más de 200 PYMES, lo que supone una ventaja frente a empresas de cualquier otro país que aún no pueden tener presencia allí. La apertura comercial será también una gran oportunidad para grandes empresas nacionales, que hasta el momento, y por las posibles sanciones por parte de EEUU, no hacían negocio con la isla.

 

Además del turismo, donde la industria hotelera de Cuba es casi un monopolio español, otras áreas de interés para invertir son aquellas en las que nuestro país ha mostrado ya su “saber hacer” en otros estados, como son: el suministro y gestión de electricidad, agua, aeropuertos, y telecomunicaciones, el tratamiento de residuos y el desarrollo de energías renovables. Existe también una oportunidad para el sector de la construcción, pues está prevista una gran renovación de infraestructuras y rehabilitación de viviendas en Cuba.

Key Judgements

Cuba evoluciona a una economía de mercado socialista

 

Es altamente probable el cambio radical de las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Cuba del último medio siglo, lo que seguramente llevará a la isla a su reestructuración económica hacia posibles modelos de economía de mercado socialista como el de Singapur o de Vietnam, con una apertura generalizada en el ámbito económico y comercial pero manteniendo un control político por parte del Partido Comunista. La suspensión de las leyes de embargo permitirá el aprovechamiento de las modificaciones estructurales legislativas y económicas de la isla por parte de los inversionistas extranjeros.
La apertura del mercado cubano a la inversión extranjera posibilitará el aumento significativo de las inversiones españolas en la isla, tanto de las existentes como de las nuevas, siendo previsible la llegada de grandes empresas nacionales. Estas inversiones podrán llegar en sectores estructurales como pueden ser la gestión de eléctricas, agua, aeropuertos, y construcción de obra pública, siendo altamente probable que las exportaciones hacia Cuba también aumenten.

Key Driver 1: Negociaciones bilaterales Cuba-EEUU

El cambio de postura por parte del gobierno americano desde la entrada de Obama en el poder, formalizado desde la apertura de negociaciones bilaterales en diciembre de 2014, hace presagiar que las negociaciones pueden llevar a la normalización de las relaciones diplomáticas en el corto-medio plazo. Este argumento se ha visto fortalecido con ciertas muestras políticas de acercamiento, como ha sido el intercambio de presos políticos entre las dos naciones. Sin embargo, aún quedan varios aspectos por negociar para llegar al fin del embargo.  

Key Driver 2: Modificaciones legislativas y económicas para facilitar la inversión extranjera en Cuba

Con la publicación de la Ley de Inversión Extranjera (Ley Nº 118/2014) y de la presentación de la Cartera de Oportunidades para la Inversión Extranjera, la apertura del país está siendo visible.

Key Driver 3: Incorporación de Cuba a la escena internacional

Las visitas por parte de multitud de delegaciones gubernamentales extranjeras a Cuba en los últimos meses, con expectativas a mejorar sus relaciones diplomáticas y comerciales reflejan el aumento del interés internacional hacia Cuba. Es evidente una progresiva normalización de las relaciones de Cuba con los países de su entorno y su participación en los foros regionales, como la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en La Habana en enero de 2014 y la VII Cumbre de las Américas, en Panamá en abril de 2015, así lo atestiguan. Se espera que Cuba se incorpore a corto-medio plazo a las principales fuentes de financiación internacional, tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La ruptura de negociaciones con Estados Unidos no debe suponer una amenaza para España

 

Existe una alta probabilidad de que la ruptura de las negociaciones con los Estados Unidos para desbloquear las relaciones bilaterales y desmontar el embargo económico no modifique la situación de estabilidad en las inversiones económicas y comerciales españolas en la isla. Estas relaciones se han visto beneficiadas y fortalecidas por la apertura progresiva de la economía cubana a la inversión extranjera, mediante la aprobación de la Ley Nº 118/2014 de Inversión Extranjera.
Se cree altamente probable que las relaciones políticas Cuba-España permanezcan invariables por su alta consolidación. Además, pueden mejorar las negociaciones políticas entre la Unión Europea-Cuba debido al acuerdo de negociación bilateral firmado en febrero de 2014 entre las dos instituciones. Se puede esperar una presión a corto plazo más acentuada en la relaciones EEUU-España, con el posible argumento del mantenimiento de relaciones políticas y económicas con un país patrocinador del terrorismo.

Key Driver 1: Reestructuración económico-financiera interna de Cuba

Los cambios legislativos relacionados con la actividad empresarial o industrial en el ámbito financiero, de inversión exterior, de legislación tributaria, de unificación monetaria y de desmonte progresivo del aparato estatal en los ámbitos productivos serán un buen indicador para alertar sobre riesgos en las inversiones.

Key Driver 2: Política EEUU

El republicano John Boehner critica la decisión de Barack Obama de proponer sacar a Cuba de la lista de patrocinadores del terrorismo y su partido espera frenar esas decisiones. Varios líderes republicanos, entre ellos Marco Rubio, de origen cubano, denuncian que Cuba no está colaborando en las mismas medidas que lo está haciendo Obama y que, por ejemplo, sigue albergando a fugitivos de la justicia estadounidense. El posicionamiento de los republicanos a favor o en contra de este cambio en las relaciones EEUU – Cuba y la proximidad de las elecciones presidenciales en EEUU serán indicadores clave sobre la evolución de la apertura económica de Cuba en los próximos 18-20 meses.

Key Driver 3: Relaciones diplomáticas España - Cuba

El reconocimiento por parte de Cuba a España como socio  económico y político es un hecho cuyo origen es anterior a las conversaciones bilaterales entre Cuba y EEUU.

Inestabilidad de Gobierno en Cuba, un escenario muy lejano

 

Tras una ruptura total de relaciones diplomáticas con Estado Unidos y la posible salida del gobierno de Cuba de los hermanos Castro, el poder sigue en manos de la revolución basada en una ideología comunista y de autosuficiencia, que aislaría aún más a Cuba del resto del mundo.
Como resultado de lo anterior, Cuba podrá buscar alianza con otros países de similar ideología para comenzar una revolución anti-imperialista con el objetivo de desestabilizar al gobierno de EEUU y demás países objetivos.

Key Driver 1: Inestabilidad en el gobierno cubano

Una posible salida de los hermanos Castro sin un sucesor claro de gobierno podría hacer que el poder cayera en manos de la línea más revolucionaria y anti americana del partido comunista. Esto supondría un grave deterioro e inestabilidad de la economía y sociedad cubanas.

Key Driver 2: Incumplimiento de condiciones propuestas por Cuba a EEUU

La posible llegada al poder de los republicanos en EEUU en 2016, acompañados del incumplimiento de las peticiones de Cuba para normalizar las relaciones diplomáticas como son:

 

  • No devolución por parte de Estados Unidos del territorio de la Base Naval de Guantánamo a Cuba.
  • Mantenimiento de Cuba en la lista de estados patrocinadores del terrorismo.
  • Continuidad del bloqueo económico.
  • No liberación de los presos políticos.
 

Background

Cuba, realidad singular, conflicto histórico

Cuba siempre ha sido un territorio con una singular realidad: desde su convulso movimiento independentista, pasando por la invasión inglesa y la ocupación Norteamericana a la revolución socialista de 1959, que ha marcado su realidad hasta el día de hoy. La revolución cubana que llevó al derrocamiento del geImage1neral Fulgencio Batista, por el ejército dirigido por Fidel Castro Ruz, no solo dio un vuelco radical a la política interna de la isla en su momento, sino que ha marcado un futuro lleno de adversidades tanto económicas, como políticas y sociales para el pueblo cubano, el país, la región y el contexto internacional del país.  El embargo estadounidense impuesto a Cuba desde el asentamiento de la revolución socialista marxista y profundizado con el paso del tiempo por diferentes disposiciones del gobierno Norteamericano, como la ley Helms Burton de 1996 y la Patriot Act de 2001, ha llevado a una crisis estructural en la isla, mantenida y apuntalada sobre una estructura caduca, controlada por un partido comunista desfasado en el tiempo y descolgado de la caída yImage2 desaparición del socialismo en el mundo. Esta ruptura de las relaciones en 1961 trajo represalias económicas y una prohibición de casi todas las exportaciones a Cuba, que más adelante el presidente John F. Kennedy expandió a un embargo económico total. Esto hizo que Cuba se acercara al bloque soviético (CAME) durante la Guerra Fría y las décadas posteriores, siendo los países que lo componían la base principal de su desarrollo económico, su intercambio comercial y sus relaciones políticas. Cuba tiene una economía de tamaño reducido por características productivas. Su economía se ha basado en la explotación de materias primas minerales y agrícolas, la producción manufacturera y la especialización agroindustrial azucarera, principalmente. Para la década de los 50 el azúcar tenía más del 50% del área cultivable del país y para finales de la década de los 90 representaban más del 80% de las exportaciones de Cuba.Untitled

Descripción del modelo económico Cubano

El modelo económico socialista implantado en Cuba produce cambios en la relación de propiedad de los medios de producción por su nacionalización, el Gobierno entra en la actividad de producción real y en el proceso de asignación de recursos Image4y asimila la casi totalidad del sistema bancario y de comercio exterior. La política de planificación entra de lleno a hacer parte del desarrollo de la economía. Hasta finales de la década de los 80, en Cuba se privilegió la industria con programas de inversión pública y se asignaron recursos excepcionales al sector exportador. Pero esto no compensó el déficit comercial, generado por la alta tendencia a las importaciones como resultado de la incapacidad de suplir la demanda interna con producción local. Situación dada por el resultado de la colectivización de los medios de producción, la falta de incentivos al trabajo y la ineficiencia de la gestión centralizada del gobierno, por lo que el colapso socialista fue una debacle en Cuba: se hundieron las exportaciones y las importaciones, la demanda interna se contrajo y se detuvo la actualización tecnológica y el sistema productivo entró en crisis nuevamente.Image6 El ingreso nacional cayó en el orden del 35%, aumentó el déficit fiscal y el petróleo soviético se redujo un 76% entre 1991-1996, aumentando así la deuda externa insular, que se convirtió en la mayor de toda América Latina.       Para sobrevivir a esta nueva crisis, Cuba aplicó un programa de emergencia llamado “periodo especial” para resistir la dura situación económica y el aislamiento de la economía internacional, sumado al endurecimiento de las condiciones del embargo estadounidense. Este programa llevó a la isla severas restricciones, como el racionamiento y restricciones severas de hidrocarburos, pero también urgentes reformas en sectores económicos básicos, permitiendo una recuperación que se asienta a mediados de la década del 2000, como resultado del apadrinamiento de la isla por parte del gobierno venezolanoImage5 en cabeza de Hugo Chávez Frías y la generación de proyectos de carácter estatal con países como China y Brasil en sectores estratégicos. Para 2008 entre el petróleo barato y los subsidios de Venezuela, se alcanzaron los 9400 millones de USD, distribuidos en un 61% por servicios prestados por Cuba (médicos, maestros y técnicos), un 7% por las subvenciones al petróleo y el resto en proyectos de inversión en la isla por parte del gobierno venezolano.

Desarrollo de una nueva estructura para Cuba

Los últimos años Cuba exporta a tres mercados principalmente: Venezuela, Rusia y Países Bajos; e importa de países como Venezuela, España e Italia. Pese al embargo de Estados Unidos, Cuba envía en promedio el 7% de sus productos a este mercado, intercambio que ha pasado de los 4 millones de dólares a los 320 millones en estos años. En los últimos años Cuba está reduciendo el peso de los sectores agrícola, industrial y de servicios básicos, aumentando el sector de otros servicios, principalmente, salud, comercio, educación, cultura y turismo entre otros, que para 2010 aportaban ya el 80 % del PIB de Cuba. Sin embargo, estos sectores de baja productividad no pueden soportar el desarrollo que la economía cubana necesita, por lo que se repiten las distorsiones económicas históricas de la isla. Por eso, desde 2013 Cuba está desarrollando importantes cambios estructurales en su economía y su política: se inició el proceso de unificación monetaria, se posibilitó y estimuló el trabajo por cuenta propia, se han promulgado nuevas leyes tributarias, de inversión extranjera, migratoria y aduanera, se renovó el Parlamento y se ha elegido como vicepresidente a Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, primer político nacido después de la revolución socialista. Además, como hito histórico, en 2014 se ha producido un acercamiento preliminar hacia Estados Unidos para la reconstrucción de las relaciones bilaterales y el levantamiento del embargo económico, lo que podría darle a Cuba un nuevo futuro.

Videobriefing

17 de diciembre de 2014: Estados Unidos y Cuba descongelan sus relaciones tras más de 50 años

“Cuba no será la nueva China. Hemos analizado otros modelos y estudiado lo que un pequeño país como Singapur ha estado haciendo, pero en resumen, será un modelo cubano”.

31/03/2015, abcNews.com, http://ow.ly/MCkRc

Josefina Vidal Ferreiro

Directora Gral. para EEUU del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

VII Cumbre de las Américas - Panamá 9 a 11 de abril 2015

by Radio Nacional de España

El análisis de los discursos pronunciados por Raúl Castro desde el pasado 17 de Diciembre, muestran cautela con respecto a la posible evolución de los encuentros bilaterales entre EEUU y Cuba. Sin embargo, en el discurso pronunciado en la VII Cumbre de las Américas, existe un cambio en el discurso relevante y significativo tanto en el contenido como en el contexto.

Con respecto al contenido, Raúl Castro pronuncia en reiteradas ocasiones las palabras “proceso” y “desarrollo”. Éstas se encuentran entre las palabras que más se repiten en este discurso. No aparecen con tanta relevancia en sus cuatro intervenciones anteriores. Ni siquiera cuando anuncia por primera vez y de manera oficial el nuevo cambio en las relaciones propuesto por EEUU. Es también necesario explicar la aparición de la palabra Presidente. Un estudio de proximidad revela que en más de un 30% de las ocasiones este Presidente precede al nombre de Obama, al que se le califica siempre de manera positiva.

Con respecto al contexto: la Cumbre de las Américas es sin duda un escenario de participación internacional. Las palabras “desarrollo”, “proceso” y los calificativos positivos al Presidente de EEUU fueron pronunciados ante una audiencia que representa a todo el continente Americano. Sin duda existe en este momento un deseo compartido por Cuba y EEUU por permitir y fomentar el desarrollo económico de Cuba y una oportunidad comercial para España. Este discurso se ofrece íntegro en el siguiente vídeo:

 

R
Escenarios

Escenario 1: Cambio del modelo económico cubano a economía de mercado socialista

Después de más de 50 años de la ruptura de relaciones entre los Estados Unidos y el gobierno de Cuba, la historia ha dado un giro radical y ha llevado al acercamiento de los últimos actores directos de la guerra fría, lo que hará posible el desmantelamiento de la estructura sobre la que se soportaba el embargo económico.
Leyes como la Helms Burton de 1996, que endurecía las sanciones económicas hacia Cuba, y el Patriot Act de 2001, que incluyo a Cuba como país patrocinador del terrorismo y que sancionaba a las empresas extranjeras que operaban en la isla,  se han de derogar. Todo ello acompañado de los cambios internos en el modelo económico cubano permitirá la entrada fluida de capital extranjero en la isla.
La nueva legislación hacia el capital extranjero, Ley 118 de Inversión Extranjera, leyes de mejora tributaria e incentivos fiscales (Ley 113) y la reestructuración del sistema financiero, cambiario y de la estructura jurídica del país permitirá el desarrollo real de una nueva ordenación de la estructura productiva de la isla.
La idea del gobierno cubano de sustituir las importaciones, promover la exportación y desarrollar sus infraestructuras, en los sectores de interés estratégico, tales como telecomunicaciones, energías renovables, transporte, alimentación,  seguramente será acogida de forma favorable por parte del capital inversionista extranjero.
La situación regional de Cuba después del levantamiento comercial y la salida de la lista de países promotores del terrorismo y con el apoyo de los EEUU, hará que Cuba se asiente como actor principal en el área del Caribe, en los ámbitos económico, político y de cooperación. Aunque Cuba era ya anteriormente un actor muy activo en la región y en Latinoamérica, su normalización como estado le abrirá las puertas a las diferentes organizaciones financieras del entorno internacional y a las de carácter político donde no tenía cabida.
Un desarrollo económico por parte de Cuba podrá influir de una manera negativa en alguno de sus vecinos regionales, por lo que no se descarta que sea un posible foco de tensiones en el futuro.

Escenario 2: Fracaso del acercamiento a EEUU y desarrollo del sistema económico cubano

La degradación de las negociaciones bilaterales entre los Estados Unidos y Cuba, ha llevado al cierre de la agenda de conversaciones. El rechazo constante de la bancada republicana norteamericana, altamente influenciada económicamente por la disidencia cubana en el Estado de Florida, y el giro ideológico hacia una visión más nacionalista en el discurso oficial cubano dentro de las negociaciones, han dejado en una posición de status-quo a las dos naciones, manteniendo las condiciones anteriores de embargo, limitaciones geoestratégicas y presiones políticas y económicas por parte de EEUU a Cuba. Sin embargo, la isla continúa de forma individual un proceso de reestructuración interna de su modelo económico centralizado, dando cabida a la inversión internacional en el mercado productivo y en sectores estratégicos, desarrollando el consumo privado y desligando en lo posible al Estado de la dinámica económica.
En el ámbito regional, la cancelación de las negociaciones con los EEUU, no modifica la situación de Cuba con sus vecinos en el Caribe. La isla seguirá siendo una referencia política en el ámbito local, continuando con su participación directa en la Comunidad del Caribe (CARICOM), con la cual tiene acuerdos en materia comercial y proyectos de cooperación, con la negociación de un posible tratado de libre comercio con México, y con sus relaciones con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Para sus vecinos más cercanos, la vuelta al status-quo no representa un empeoramiento de su relación en la región, aunque se podrían esperar posibles cambios en los programas de seguridad regional (Tercera Frontera 2001) en los cuales existe una relación regional directa con los EEUU.

Escenario 3: Fracaso de las negociaciones bilaterales e inestabilidad total en Cuba

Las negociaciones bilaterales con EEUU se han roto de manera irreconciliable, debido a que los republicanos no han aceptado ninguna de las premisas propuestas por el gobierno cubano para seguir adelante. Esto ha llevado a que las sanciones económicas hacia Cuba por parte de los EEUU se hayan endurecido. Esta intromisión por parte del imperialismo americano ha llevado a la desestabilización del gobierno cubano. Los Castro, en una posición cada vez más débil en la cabeza del Partido Comunista por no encontrar una respuesta a esta nueva ofensa, han tenido que ceder el poder al ala mas ultraconservadora y radical de la Revolución. El nuevo mandatario cubano llevará al país a la salida de la escena internacional con un más que posible aislamiento. Seguramente que Cuba intente buscar aliados entre otros países reacios al imperialismo americano para mantener sus relaciones exteriores.Este aislamiento de Cuba se reflejará en una profunda crisis interna que afectará a todos los sectores productivos y sociales del país.

Implicaciones y Perspectivas
Implicaciones del escenario 1: Cambio del modelo económico cubano a economía de mercado socialista

Implicaciones para Cuba como país

Las reformas aperturistas llevadas a cabo en Cuba además de sus nuevas relaciones con EEUU supondrán un cambio en su modelo político y económico. La nueva situación llevará a Cuba hacia una economía de mercado basada en un modelo Vietnamita o de Singapur.
La llegada de capital extranjero a la isla supondrá un profundo cambio en todos los sectores del país, principalmente en la estructura productiva a partir de la masiva entrada de divisas que modificará la balanza económica con una posible reducción de las importaciones de productos básicos, a los que ahora Cuba no puede hacer frente. Esto llevará cambios también a la sociedad cubana.

Implicaciones para Cuba frente al mundo

Aun siendo ya un actor principal del Caribe, tanto en el ámbito económico, político y de cooperación, la nueva situación de Cuba llevará a una mayor presencia internacional del país. Cuba solicitará su entrada en los principales foros económicos y de financiación internacional como son el FMI, el BID y el Banco Mundial, lo que  permitirá la financiación de proyectos en la isla de una manera más segura.
El crecimiento económico del país y sus nuevas relaciones con EEUU pueden suponer la disminución de inversión americana en países de la región, lo que puede ocasionar tensiones con alguno de sus vecinos a futuro. Un posible ejemplo puede ser la reducción de visitantes americanos a la República Dominicana, lo que supondría una reducción en la entrada de divisas.

Implicaciones para EEUU

Las nuevas relaciones diplomáticas con la isla llevarán al final del embargo, lo que supondrá que gran cantidad de empresas americanas comiencen relaciones económicas con Cuba. Se espera una masiva llegada de turistas a la isla tras más de 50 años de bloqueo, con la consiguiente entrada de divisas. La presencia de Cuba como un nuevo aliado en el Caribe, podrá ayudar a los EEUU a la lucha contra el tráfico de drogas y el crimen organizado en la región.

Implicaciones para España

La política aperturista de Cuba supondrá la aparición de nuevas posibilidades de negocio. España, tercer socio comercial con la isla, está en una posición privilegiada ya que es uno de los pocos países con los que Cuba ha firmado tratado de doble imposición, está ya instalado en la isla (más de 200 PYMES) y además tiene la  ventaja del idioma.
La finalización del embargo podría llevar a la implantación de más empresas en la isla, así como la aparición de las grandes empresas nacionales, que hasta el momento, y por las posibles sanciones por parte de EEUU, no hacían negocio con la isla. La nueva Ley 118/2014 autoriza la inversión extranjera en todos los sectores económicos, con excepción de los servicios de salud, educación y las instituciones armadas, permitiendo además el establecimiento de negocios cien por cien foráneos en aquéllos proyectos que el Estado juzgue prioritarios. Esta Ley además permite la creación de sociedades tanto mixtas como de capital totalmente foráneo, es decir, sin necesidad de tener un socio local como era necesario anteriormente.
La Ley incluye también incentivos fiscales para atraer a las compañías extranjeras como la exención total de las plusvalías durante los primeros ocho años de actividad, exenciones fiscales por la contratación de trabajadores, ausencia de aranceles durante el proceso de establecimiento y libertad para transferir dividendos al exterior sin necesidad de pagar impuestos. Todo lo anterior ayudara a incrementar la inversión española en la isla.
Además de la Ley 118, en noviembre de 2014 el gobierno cubano presentó la Cartera de Oportunidades para la Inversión Extranjera, una cartera que cuenta con 246 proyectos en sectores de interés estratégico a desarrollar con capital extranjero por una cantidad total de 8.710 millones de dólares en los próximos años. Todos estos cambios van a traer nuevas oportunidades de negocio a España.
Entre las áreas con más interés a medio y largo plazo para invertir, además del turismo, donde la industria hotelera de Cuba es casi un monopolio español, están sectores de servicios en los que España ha mostrado ya su “saber hacer” en otros países latinoamericanos, como el suministro y/o gestión de la electricidad, agua, aeropuertos, telecomunicaciones, tratamiento de residuos urbanos y energías renovables. Otro sector que puede verse beneficiado es el de las constructoras de obra pública, ya que está prevista una gran renovación de las infraestructuras, tanto en transporte, carreteras y autovías como en obras ferroviarias, puertos, equipamientos públicos (escuelas y hospitales) y rehabilitación de viviendas.
También servicios basados en el capital humano, que permitan aprovechar la cualificación de la mano de obra cubana, como la subcontratación de servicios informáticos, la investigación compartida en biotecnología y/o la producción cultural y musical. En la industria habrá oportunidades en todos aquellos sectores en que el tamaño del mercado (11 millones de habitantes) no sea un factor limitativo y, por el contrario, la proximidad al mismo sea una ventaja competitiva importante.
Otro atractivo que presenta Cuba es que es uno de los países beneficiarios de la mayoría de los planes de incentivos al comercio exterior y a la exportación que existen en España.

Implicaciones del escenario 2: Fracaso del acercamiento a EEUU y desarrollo del sistema económico cubano

Implicaciones para Cuba como País

El desistimiento del acercamiento a los EEUU traerá para Cuba un nuevo desequilibrio sistémico que se espera que sea equilibrado por la reestructuración interna de carácter económico. A medio-largo plazo permitirá al país interactuar de manera normalizada con su entorno, basándose en su mayoría en el capital privado extranjero.

Implicaciones para Cuba frente al mundo

El status-quo que se mantendrá tras su ruptura de relaciones con EEUU no impedirá que Cuba siga con su proceso aperturista y solicite el ingreso en mas foros internacionales. La situación en la región tras esta ruptura no traerá grandes cambios.

Implicaciones para EEUU

La ruptura de relaciones diplomáticas con Cuba mantendrá el embargo y las restricciones económicas y comerciales hacia la isla. Podría darse el caso de un endurecimiento de las medidas del embargo para empresas extranjeras que inviertan en Cuba.

Implicaciones para España

Las implicaciones para España son principalmente de carácter económico y están abocadas al mantenimiento de los niveles de inversión y comercialización con Cuba. Sin ningún cambio significativo, por lo menos en el corto plazo, la volatilidad del comercio y la contención de la entrada de capital español a la isla continuará. La posibilidad de una relativa mejora, conforme se van asentando los diferentes cambios estructurales iniciados por el gobierno estatal en el marco económico, puede a medio-largo plazo permitir un crecimiento significativo en la relación económica española con la isla, siempre que sea permitido por el embargo americano.
En el ámbito político, la implicación española con Cuba es una situación histórica que se ha venido manteniendo a través de los años y que no se ha visto modificada por el efecto de leyes o políticas externas a la relación binacional, aunque España ha mantenido una actitud de precaución ante los efectos económicos que esta puede tener en las relaciones bilaterales con los EEUU. Por todo esto, España continuará manteniendo una relación fluida con la isla, apoyada por la cobertura del pacto en política y cooperación internacional negociado entre la Unión Europea y Cuba.

Implicaciones del escenario 3: Fracaso de las negociaciones bilaterales e inestabilidad total en Cuba

Implicaciones para Cuba como País

El cambio de gobierno tras la crisis con EEUU podría desembocar en la prohibición de uso del dólar en la isla, con lo que supondría la disminución de las remesas de divisas que llegan del exterior. El nuevo gobierno impondrá censura en internet, y la libertad de expresión se verá anulada. Seguramente que las fronteras cubanas se cierren tanto a la salida como entrada de nacionales y extranjeros. Se espera un aumento de criminalidad en el país por las medidas restrictivas impuestas por el nuevo gobierno.

Implicaciones para Cuba frente al mundo

El nuevo gobierno intentará fortalecer las alianzas con gobiernos de su misma línea política como Corea del Norte, China, Venezuela o Rusia. Las medidas aperturistas, como puede ser la ley 118 de la Inversión Extranjera, serán derogadas por el gobierno. La inversión extranjera se verá limitada a inversiones procedentes de países aliados. Podría darse el caso, en caso de una grave crisis, que se llegaran a instalar, por parte de los países enemigos de EEUU, armamento en territorio cubano, rememorando la crisis de los misiles de 1962, para presionar a los EEUU.

Implicaciones para EEUU

Los cambios radicales del nuevo gobierno cubano y la firma de alianzas estratégicas con países enemigos a los EEUU, representaría un factor desestabilizador para éste. Esto llevaría a un cierre total de fronteras hacia Cuba, la finalización de ayudas, negociaciones y firma de acuerdos con países aliados. Es más que posible un despliegue de tropas en el sur de los EEUU frente a las costas cubanas.

Implicaciones para España

Los cambios acaecidos en Cuba, afectarían a España por una posible expropiación de las empresas nacionales instaladas en su territorio.  Teniendo en cuenta este hecho, es muy posible que España ponga fin a las relaciones bilaterales entre ambos países, con la finalización de las exportaciones e importaciones que se realizan. Además podría recomendar la salida de nacionales de territorio cubano.